Me conquistaste con sólo decir sushi

Sushi es actualmente uno de los platos más populares del mundo debido a sus variaciones. Sin embargo, existen dos plantas que por definición son complementarios al sushi, gracias tanto a sus sabores que por sus funciones: el Shiso y el Daikon.

SUSHI: ORIGINALMENTE UN MÉTODO DE CONSERVACIÓN

Alrededor del siglo IV, el arroz con vinagre se usaba en el sudeste asiático para poder conservar los peces de agua dulce durante un período más prolongado. Cuando llegaba el momento de comer el pescado, el arroz se tiraba. Originalmente, la palabra "sushi" se refería al arroz agrio, y no al pescado.

Este método para encurtir pescado se extendió de China a Japón, y el sushi que conocemos hoy en día no se desarrolló hasta el siglo XVIII, como el sushi Nigiri: una bola de arroz cubierta con un trozo de pescado. Dado que este tipo de sushi es extremadamente fácil de preparar, y debido a que se puede hacer con ingredientes baratos, el concepto viajó rápidamente por todo el mundo.

En este momento, el sushi se ha convertido en una parte indispensable de la dieta de muchas personas. Y debido a que cada cultura puede ajustar los ingredientes del sushi, la cantidad de variedades se ha disparado. Desde el tradicional sashimi japonés hasta un California roll occidentalizado: todos los caminos nos llevan al sushi.

SHISO: MÁS QUE UNA CARA BONITA, Funcional

Si alguna vez te has pedido sushi para llevar, es posible que hayas notado una hoja de plástico verde aserrada entre las piezas. Se pone para asegura que los trozos sushi no se peguen, pero ¿te habrás preguntado por qué está aserrada? Esta lámina de plástico simboliza la hoja de Shiso, una gran hoja puntiaguda de color verde o púrpura intenso. En Asia, originalmente las hojas de la planta de Shiso se comían con pescado crudo porque tienen un efecto aséptico natural, que puede prevenir la intoxicación alimentaria. Hoy en día, la calidad del pescado es tan buena que la hoja cumple principalmente un propósito decorativo. Sin embargo, muchas personas argumentan que el sabor del Shiso es indispensable en combinación con platos japoneses. El típico sabor a anís, menta y comino de Shiso es un símbolo del "sabor japonés" para muchos de nosotros

SHISO: MÁS QUE UNA CARA BONITA, Salud

Shiso Purple es rico en vitamina B6, vitamina K, fibras y una fuente de vitamina B5. Debido a su sabor tan fuerte, el Shiso Purple puede sazonar un plato sin la necesidad de sal adicional. En los países asiáticos, las hojas de Shiso Green se usan para hacer té. El té contiene antioxidantes y sustancias antiinflamatorias. El té también fortalece el sistema inmunológico y la salud de la piel. Pruebe una mezcla de Shiso Green, Cardamom Leaves y Kaffir Lime Leaves con un poco de jengibre y miel.

RÁBANO: INDISPENSABLE EN LA COCINA JAPONESA, Por una buena razón

Daikon Cress y Sakura Cress son plántulas de rábano. Daikon Cress desciende de la familia del rábano blanco, o Daikon. Sakura Cress es una plántula de color púrpura del conocido rábano rojo.

Las plántulas de Daikon se conocen en Japón como "kaiware daikon". El daikon se origina en Asia Central, pero ha ganado atención internacional como producto japonés debido a su uso en platos japoneses famosos en todo el mundo. Los japoneses comenzaron a comer kaiware daikon en la era de Heian (año 794-1185), un producto de lujo en aquel entonces debido al hecho de que cada plántula se plantaba a mano. Su popularidad creció cuando los sistemas de cultivo comenzaron a ser más eficientes en 1960, lo que resultó en que el kaiware daikon fuera disponible para el consumo de la clase media también. Hoy en día, se usa a menudo como ingrediente en woks y sopas, como decoración de platos y para complementar sushi.

RÁBANO: INDISPENSABLE EN LA COCINA JAPONESA, Por una buena razón

Lo que hace que el rábano sea tan picante es la sustancia glucosinolato, que la planta produce como un sistema de defensa natural contra los insectos y las larvas. Este sabor picante contribuye al encanto del Daikon Cress y Sakura Cress en la gastronomía, ya que ayudar potenciar el sabor natural en los platos. Además, las cantidades normales de glucosinolatos ayudan a proteger el cuerpo contra las sustancias cancerígenas. Estos glucosinolatos aseguran que nuestro cuerpo produzca más de ciertos tipos (Fase 2) de proteínas. Estas proteínas hacen que las toxinas en el cuerpo humano sean inofensivas. Por lo tanto, los rábanos son una verdura sabrosa y funcional.

Sushi Mix

Todos los productos mencionados anteriormente están disponibles en nuestro Sushi Mix. Una caja con origen japonés que contiene Sakura Cress® (rábano negro), Daikon Cress® (rábano picante), Shiso Leaves Purple (comino) y Shiso Leaves Green (anís, menta), que se pueden usar perfectamente en combinación con pescado crudo como el atún, salmón o caballa.

Disponibilidad y almacenaje
Sushi Mix está disponible durante todo el año y se puede almacenar hasta siete días a una temperatura de 2-7 ° C. Producido en un medio de cultivo responsable, Sushi Mix cumple con todos los estándares de higiénica de cocina. El producto está listo para el consumo, ya que se fue cultivado de forma limpia e higiénica.

ROB EN JAPÓN, Kyoyasai

Rob Baan ha visitado muchos países en su vida, incluyendo China, Corea y Japón, donde pasó al menos 100 días investigando las verduras locales. En Japón aprendió sobre el Kyoyasai; vegetales cultivados en las afueras de Kyoto desde hace unos 1200 años. Kyo es la abreviatura de 'Kyoto', y yasai significa 'vegetales'. Estas verduras hereditarias contienen, según una investigación realizada por el Laboratorio de Salud y Medio Ambiente en Kyoto, una dosis más alta de minerales, fibras y vitaminas que muchos otros tipos de verduras. El Kyoyasai también contiene más nutrientes que restauran el ADN, en comparación con otros vegetales. A menudo se presentan en formas diferentes e irreconocibles, lo que los convierte en productos populares en la alta gastronomía japonesa.

ROB EN JAPÓN, Puramente natural

En el siglo VIII surgió la agricultura en Kyoto, que fue la capital de Japón durante ese tiempo y, por lo tanto, la ciudad natal de muchos aristócratas. Se utilizó su riqueza para producir alimentos de alta calidad, predominantemente vegetales, originarios de las montañas que rodean Kyoto debido a que la ciudad está situada relativamente lejos del océano. La historia del budismo en Japón también ha tenido una gran influencia en la cultura alimentaria japonesa. La mayoría de los budistas siguen un estilo de vida vegetariano y debido a que Kyoto es el hogar de muchos templos budistas, la calidad de las verduras y los métodos de preparación de las verduras florecieron. La cocina japonesa se compone principalmente de verduras, servidas con poco o nada de salsas o aderezos. El énfasis reside en el sabor delicado y nostálgico del Kyoyasai, que los japoneses perciben como un producto de muy alta calidad.

Productos relacionados

Say yes to the cress